top of page

Caminando a través del peligro: La travesía de los migrantes venezolanos por la selva del Darién

Actualizado: 13 jun 2023


El Darién es una región que se encuentra en la frontera entre Colombia y Panamá, en América Central. Es una zona montañosa y selvática que abarca alrededor de 16,000 km² y es considerada una de las regiones más diversas y ecológicamente ricas del mundo.

La región del Darién es conocida por su biodiversidad, con una gran variedad de especies de plantas y animales que no se encuentran en ninguna otra parte del mundo. También es el hogar de varias comunidades indígenas, como los Emberá y los Wounaan, que han vivido en la zona durante siglos y todavía mantienen sus tradiciones y estilos de vida.

El Darién ha sido históricamente una zona conflictiva debido a su ubicación estratégica en el istmo de Panamá. Ha sido un lugar de tráfico de drogas y contrabando, así como un área de operaciones de grupos armados y rebeldes. Debido a su aislamiento geográfico y la falta de carreteras que conecten la región con el resto de Panamá y Colombia, la región es difícil de acceder y ha sido utilizada como una ruta migratoria para los migrantes que buscan llegar a América del Norte.

Sin embargo, en los últimos años, ha habido esfuerzos para preservar la región del Darién y promover su desarrollo sostenible. La región es considerada un sitio de importancia ecológica y cultural a nivel mundial y hay iniciativas para proteger su biodiversidad y fomentar el turismo ecológico y comunitario.

El Darién se ha convertido en un lugar peligroso y difícil para los migrantes venezolanos que buscan llegar a América del Norte. La región es un área montañosa y selvática que se extiende a lo largo de la frontera entre Colombia y Panamá, y no cuenta con carreteras ni puentes que conecten los dos países. Debido a esto, los migrantes venezolanos que buscan ingresar a Panamá a menudo tienen que atravesar la selva del Darién a pie, en condiciones peligrosas y extremas.

La caminata a través del Darién es muy difícil y arriesgada. Los migrantes deben cruzar ríos, pantanos y terreno montañoso, enfrentar la falta de alimentos, agua potable y condiciones de higiene adecuadas, así como también ser vulnerables a robos, secuestros, violaciones y extorsiones por parte de grupos armados ilegales que operan en la zona.

A pesar de los riesgos, muchos migrantes venezolanos han optado por tomar esta ruta debido a las restricciones de movilidad y los controles fronterizos más estrictos en otros puntos de la frontera entre Colombia y Panamá. Además, algunos grupos de traficantes de personas y coyotes han comenzado a utilizar la ruta del Darién como una forma de transportar migrantes a través de la frontera.

El gobierno panameño ha establecido un sistema de recepción temporal en la ciudad de La Peñita, cerca de la frontera con Colombia, para brindar atención médica, alimentos y alojamiento a los migrantes que logran cruzar la selva del Darién. Sin embargo, la situación sigue siendo preocupante debido a la falta de recursos y personal para atender a todos los migrantes que llegan.

3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page